26 nov. 2008

El valle

Durante el tiempo que estuvimos en Mello no solo estuvimos escalando. Y es que con lo paradisíaco que es el valle, hay veces que merece la pena dejar un dia de escalada para tumbarse al sol al lado del rio y disfrutar de la naturaleza, o dar un pequeño paseo y acercarse a alguna de las cascadas del valle, especialmente cuando bajan cargadas después de un día de lluvias.

Por la tarde, cuando se va el sol y el valle se sume lentamente en las sombras, aún suele quedar un par de horas de luz hasta que se haga completamente de noche, y suele ser el mejor momento para ir a hacer bloque, que es otra de las cosas por las que destaca Mello.

Si estas muy vago como para apretar pues te cuelgas los estribos y las uñas y te pones a hacer un poco de... "psicobloc"?

Picasa SlideshowPicasa Web AlbumsFullscreen

9 nov. 2008

Piz Badile

El Piz Badile, visto sobre el mapa no esta muy lejos de Val di Mello. Lo cierto es que si queremos subir al Badile lo único que hay que hacer es, desde San Martino, llegar hasta Bagni di Masino y desde ahi patear unas 4 horas hasta el refugio Gianetti, en la base de la cara sur del Badile. De aquí a la cima son otras 2 o 3 horas. Pero claro, una vez allí nos planteamos hacer la Cassin, que esta en la cara norte. Para llegar a la cara norte la cosa está mas complicada, porque o se viene directamente de Suiza, o se da toda la vuelta al Badile, lo que supone un pateo de unas 6 horas. Al final optamos por la opción más directa: subir al Badile por la cara sur, dormir en la cima y al dia siguiente rapelar el espolón norte y hacer la vía. Lo bueno de todo esto es que en la cima del Badile hay un Bivac que esta molto bene.
Cuando subimos al Badile por primera vez decidimos intentar hacer algo nuevo por la dócil cara sur, pero exceptuando un largo en diedro bastante chulo, el resto era un poco ponzoña. Al final salimos por un espolón ya abierto, fácil pero con roca de mierda y seguros de a saber tú... Por la noche en el bivac eramos 10 personas para una caseta enana con plazas para 6 personas. Como yo tenia saco, pos pafuera...
Al día siguiente nos levantamos con un mar de nubes por debajo nuestra que simplemente invitaban a quedarse en el saco y disfrutar de las vistas. Serían las 7 cuando empezamos a rapelar detrás de unos italianos que habian dormido con nosotros. Pero los 800 metros de rápeles del espolón no se hacen tan rápido como uno quisiera y cuando llegamos a la base de la pared, la única cordada que habíamos visto en la pared estaba por la mitad mas o menos. Y es que para la tarde daban tiempo inestable, asi que sacamos una cuerda de las dos que teniamos, y nos pusimos a tirar en ensamble y largos a tope de cuerda. La primera mitad se la curró el Dani y yo hice el resto. La via estaba en perfectas condiciones (de hecho los dias anteriores la estaban repitiendo mas de 10 cordadas al dia) y además no nos encontramos a nadie, aunque nos perdimos un poco en las gradas de la mitad. El tiempo nos aguantó y cuando llegamos arriba no nos quedaba suficiente tiempo para bajar al refugio, asi que nos tocó compartir el bivac con otros dos checos.
Después de una noche tormentosa, la cima amaneció con una fina capa de nieve, lo justo para poner mas entretenidos los 2000 metros de bajada que nos esperaban ese dia...

Picasa SlideshowPicasa Web AlbumsFullscreen


PS: Por cierto, si alguien echa de menos unas "muletas con amortiguación" que sepa que se las dejó en la base del espolón norte...