24 mar. 2008

Riglos - Murciana

Después de haber estado en Vignemale y Gavarnie, y como colofón a nuestro periplo pirenaico, decidimos echar una visita a los Riglos. Nuestro objetivo, la Murciana al Pisón, una de las clásicas de la pared, y tal vez una de las mas asequibles y mejor aseguradas que sube en linea recta por este lado del Mallo. Sin mayores contratiempos, aunque con un horario un poco relajado (esto hay que mejorarlo...) conseguimos subir y bajar de dia!!! jeje. Lo de encadenar todos los largos habrá que dejarlo para otra visita...

Picasa SlideshowPicasa Web AlbumsFullscreen

13 mar. 2008

Le Petit Vignemale

Después de haber estado trepando por Gavarnie, decidimos cambiar un poco de disciplina y de valle. Asi que cojimos los esquies y nos acercamos a Pont d'Espagne con la idea de subir a hacer el Gaube. Durante toda la aproximación se mantuvo el cielo cubierto sin dejarnos ver ninguna de las cimas del Vignemale. Solo cuando ya estábamos cerca del refugio decidieron apartarse las nubes lo suficiente para mostrarnos la magnificiencia de esta cara norte. Con su capita de nieve y su aspecto colosal resultaba imposible apartar la mirada de la pared. Ya estábamos imaginándonos subiendo por el coulouir al día siguiente, cuando al llegar al refugio nos dice el guarda que no hay condiciones. Al parecer el último que se metió, un guía francés, tardó 15 horas en bajar. Teniendo en cuenta que llevabamos una cuerda doble y cinco tornillos para toda la vía, decidimos cambiar el corredor de Gaube a la Pique Longe con descenso en esquis, por el Petit Vignemale por la normal.

Al dia siguiente las nubes ya se habían ido. Durante toda la subida nuestros ojos iban recorriendo el perfil de todas y cada una de las puntas de la pared, todos los corredores, espolones y aristas. Una foto seguía a la siguiente, intentando guardar en una insignificante tarjeta de memoria la inmensidad de un paisaje que ni siquiera la mente es capaz de mantener eternamente.

Picasa SlideshowPicasa Web AlbumsFullscreen

La bajada fue solo la guinda del pastel, convirtiendose en una de las travesias más bonitas que he tenido la suerte de hacer.

3 mar. 2008

Gavarnie, el circo helado

Todos aquellos que escalan en hielo o han flirteado alguna vez con él, habrán oído hablar alguna vez de Gavarnie. Y es que esta región del Pirineo se puede considerar como la meca del glaciarismo en España y sur de Francia; a todo el que le guste la escalada en hielo debería ir por lo menos una vez a Gavarnie.

Hasta hacía poco no había tenido el privilegio de escalar ninguna de sus lineas. A pesar de haber escalado en hielo antes, nunca me había metido en un cascadote o ruta que se pareciese lo más absoluto a cualquiera de los recorridos de Gavarnie, y sin embargo, consideraba que tenia la misma experiencia que si hubiese recorrido muchas de sus vias. Y una mierda!!! Hacer algún chuponcillo, alguna plancha o largo de hielo por aqui o por allí no me daba ningún derecho a pensar que me podría subir por cualquiera de sus cascadas como Pedro por su casa.


Vista de las cascadas desde Gavarnie

Así es que a finales de Febrero, hace no mucho pues, estuve haciendo mi primera visita al circo, con la ilusión de quién por primera vez va a una fiesta de cumpleaños esperando inflarse de regalos. Con la precaución del neófito decidimos empezar por la que parecía ser la más asequible, la "Freezante". La cosa no fue nada mal: ya en el primer largo desprendí, en un golpe de piolet, un plato de hielo que me impactó en la cara, haciéndome perder una de las lentes de mis gafas y dejandome una herida en la frente. En el penúltimo largo, a Rober se le cayó el piolet al recuperar cuerdas, y por suspuesto, acabamos rapelando de noche. Ah, si, se me olvidaba, para bordarlo casi nos perdemos rapelando y además se nos atascaron las cuerdas. Por suerte pasaba por ahí Simón Elías con un par de colegas que bajaban de encadenar los tres muros y nos desatascaron las cuerdas. Pos eso, que fuimos sobraditos vaya... Aún así bajamos muy contentos, y a los dos días repetíamos. Esta vez madrugábamos más para meternos en la "Fluido Glacial" para acabar saliendo por el muro final de la "Mystiques". Más mantenida, más larga, y escogiendo la variante de entrada vertical. Esta vez todo fue como la seda y aunque no batimos ningún record no tuvimos ningún contratiempo e incluso bajamos en el día!!!

Picasa SlideshowPicasa Web AlbumsFullscreen

Supongo que es ahora cuando de verdad puedo decir que alguna vez escalé en hielo, porque comparando, todo lo anterior se asemeja lo que un elefante a una mosca. Ni que decir tiene que en cuanto pueda vuelvo!!!