17 ene. 2007

Aiguille du Midi - Via Rebuffat

Esto viene a ser algo asi como la primera entrega del viaje a los alpes en verano del 2006, con el Danielo y yo como unicos protas (porque al final no nos acompañó ni el Tato).

Despues de llegar Chamonix, y tras una visita a la casa de la montaña, parriba que fuimos con la intencion de aguantar hasta que se acabara la comida o nos echase el yeti, porque con lo que cuesta el teleférico no estabamos como para hacernos mucho viajecitos.



Al dia siguiente, a la cara sur de la Aiguille du Midi, a hacer la clásica de la pared: la Rebuffat. Bueno, primero a esperar que se vaya la gente, porque con eso de que esta al lado del teleférico y es cara sur y tal, habia gente desde primera hora de la mañana. Asi que nos quedamos en frente de la tienda tomando el solecito esperando a que se descongestionase un poco la via, disfrutando de las vistas que ofrece Valle Blanco.


La via se caracteriza por el largo de fisura en forma de S, a la izquierda del techo. En los largos de arriba cuesta un poco seguir la via, aunque de cualquier manera la dificultad baja por donde quiera que vayas. Vamos, que tires por donde te de la gana. El descenso se puede hacer rapelando por la misma via (un poco jodio, teniendo en cuenta que va en diagonal), o por cualquiera de las otras vias de la pared. Aun así creo que desde arriba se puede acceder directamente a la estación del teleférico. Nosotros subimos con las botas en la mochila, para ir acostumbrándonos a escalar con peso, y porque era bastante probable que acabasemos en otra parte de la pared, y eso de andar con los pies de gato por glaciar hasta el pie de via no debe de ser muy recomendable.


La via en si es bastante bonita, especialmente la primera mitad, mas vertical y entretenida. Bastante recomendable para tomar contacto con el granito del macizo del Mont Blanc. Si tienes pensado escalar por la zona y estas acampado en la zona, en una tarde se hace tranquilamente. La única parte negativa es la cantidad de cordadas que suben a repetir la via, ya desde temprano, sobre todo en veranito y con buen tiempo. Si no quieres ir en romería pegandote con la gente en las reuniones lo mejor es esperarte a la tarde. Supongo que la otra opción es madrugar, aunque eso es algo que Dani y yo ya descartamos el dia antes.


La via tiene una longitud de 200 metros y un grado obligado de V+ y fue abierta en 1956 por Gaston Rebuffat y M. Bacquet. No se si es en el video de "Entre el cielo y la tierra" o en el de "Estrellas y Borrascas", pero en uno de los dos se puede ver la ascension de la via por el propio Rebuffat. Eso si, espero que si la repites no pises los clavos como Rebuffat en el video, que eran otros tiempos...

No hay comentarios: