15 may. 2008

La llamada del Monte

Justo por estas fechas y coincidiendo con Pentecostés, algo que a la mayoría ni nos va ni nos viene, toma lugar en Erlangen la fiesta del Bergkirchweih. En su defecto viene a ser algo asi como la feria de la cerveza de Munich aunque con sus peculiaridades. Durante 10 días la ciudad recibe más de 1 millón de visitantes, todos con las mismas intenciones. La gente se amontona en la colina (Berg) donde se encuentran las cervecerías, tocan las bandas de turno y las jarras se sirven al litro. Después la fiesta continua en la ciudad hasta las tantas de la mañana. El que no esta pedo es que no está. Al dia siguiente lo único que queda es poco dinero y mucha resaca.



A diferencia de la famosa Oktoberfest esta es al aire libre, con bancos y mesas a lo largo del monte bajo los árboles y sin aforo limitado.



Esta fiesta, con mas de 250 años de historia tiene su epicentro en las cervecerías, unas doce, repartidas a lo largo de la mencionada colina, que en realidad no son mas que galerías excavadas a lo largo del monte, con una entrada donde se sirve el liquido elemental. Esto se debe a que antiguamente, cuando no había metodos artificiales de refrigeración la cerveza era guardada en los tuneles, donde se llegaban a alcanzar temperaturas bajo cero, para conseguir enfriarla en el menor tiempo posible, algo muy importante en el proceso de elaboración de la birra.



Con el tiempo, los métodos han cambiado, y ahora se suelen utilizar como lugar donde guardar la cerveza durante la fiesta. El punto de encuentro sigue siendo el mismo...
Si alguna vez tienes pensado venir a Frankenjura (o Fränkische Schweiz, como se conoce aquí), tómate un poco de tiempo y vente a privar a Erlangen para la Bergkirchweih. No todo va a ser escalar, no?

1 comentario:

Raúl dijo...

Ese Alex! Hay que diversificar, eso es jeje. Aunque yo, como no bebo cerveza sería como un extraterrestre jejeje