23 jun. 2008

De vuelta por Pfalz

Ya habia estado una vez el año pasado en esta escuela, mas o menos por las mismas fechas. En ese viaje me quede fascinado con la calidad de la roca y la belleza de sus vias. Despues de haber estado bastante tiempo escalando en caliza, escalar en Pfalz era como redescubrir la escalada. Fisuras y adherencia en lugar de bidedos y desplomes. Tambien psicologicamente la escalada es diferente, y es que las chapas, cuando las hay, no estan precisamente cerca. Aqui da igual que sea una ruta fácil o difícil, el galletazo es el mismo.



Daniel en accion

Si lo que queremos son rutas bien chapadas mejor irse al lado frances. La roca y el paisaje es el mismo que en el lado aleman. Incluso los nombres de los pueblos nos recuerdan que esta region pertencecio alguna vez a Alemania. Eso si, las rutas estan acribilladas a chapas. Da igual que sea fisura donde entran perfectamente los cacharros o placa desplomada: la distancia entre seguros es parecida a la de un rocodromo.
En cualquier caso lo que fascina a cualquier visitante es la estetica de las paredes. Torres de arenisca roja de formas surrealistas, talladas por el paso del tiempo en un marco incomparable. Las vistas desde cualquier cima suelen ser impresionantes. Antaño muchas de las torres sirvieron como refugio o puesto de vigilancia a nobles o tal vez no tan nobles habitantes. Castillos como el de Falkenstein u otros que ahora me resultan dificil recordar son merecedores de una visita.
Por desgracia durante este ultimo viaje me lesione el dedo anular de la mano izquierda y tuve que parar antes de lo previsto. Ahora que la cosa va mejor habrá que volver y disfrutar una vez mas de sus paredes rojizas y sus formas imposibles...

Picasa SlideshowPicasa Web AlbumsFullscreen

1 comentario:

Raúl dijo...

Qué guapo el sitio tron!